Revista digital para profesionales de arquitectura de interiores, diseño y arte.

Las tendencias del diseño interior en el 2020

,
465 0
Share Button

Todos los años el diseño interior cambia, se renueva y experimenta nuevas maneras de integrar ideas a espacios concretos y habitables. Muchas formas evolucionan, y otras, quizás anteriormente olvidadas, se renuevan. Esto no sólo sucede en el diseño sino también en muchísimos otros rubros de nuestra vida. Pero, ¿cuáles son algunas de las tendencias que veremos a lo largo de este año 2020? 

Recordemos que las tendencias tardan a veces en llegar y también en irse, por lo que quizás encuentres elementos repetidos de temporadas anteriores. Lo importante es mantener la intuición para elegir la combinación y el estilo que más te agraden a ti. ¡De nada sirve que a otros les guste cuando a ti no te gusta! Veamos algunas opciones.

Productos sustentables

La “moda rápida” (traducción del inglés “fast fashion”) ha demostrado que no sólo daña nuestro ecosistema sino que sus precios bajos pueden estar vinculados a los bajos salarios de los trabajadores, generalmente de países en vías de desarrollo. Por eso, antes de comprar cualquier objeto, es importante saber de dónde proviene y de qué está hecho. El comercio justo promueve una relación más saludable entre el consumidor y el productor, en la cual ambas partes se ven beneficiadas. Además, los productos de diseño sustentable apuntan a promover su uso a través del tiempo de manera prolongada. 

 

Baños de hormigón

El año pasado la tendencia era crear un espacio tipo spa. Ahora, en cambio, se trata de darles a nuestros espacios privados un aspecto funcional y simple, sin abandonar la elegancia. La manera más fácil de lograrlo es usando una cobertura fina de hormigón, que permita crear un efecto de profundidad total en la terminación de las paredes y los pisos. Esta tendencia a lo industrial también se puede ver en la arquitectura de las casas. 

 

Animal print

Parece que el animal print vuelve en este 2020. El problema que trae este estampado es que tiene demasiada carga visual. Por eso, es necesario que aparezca poco. Lo mejor, entonces, es que esté en pequeños detalles, quizás, de algún mueble o accesorio. El peligro es que se asemeje a un hotel barato o a la mansión Playboy. Ya se sabe, el minimalismo, que sigue floreciendo en esta época, busca simplicidad y nunca recargar los ambientes, así que, ¡cuidado!

Ya sea en espacios compartidos o espacios privados, las tendencias vuelven – desde cocinas setenteras, muebles de terciopelo, y dormitorios con un look de los años noventa-, se renuevan y muestran que la creatividad, la libertad y la observación de diversas estéticas son claves para experimentar y habitar los espacios de la mejor manera posible. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.