Revista digital para profesionales de arquitectura de interiores, diseño y arte.

, / 6362 3

¡ Zapatero a tus zapatos !

SHARE
Share Button

ZAPATERO A TUS ZAPATOS¡¡

Francesitas, deportivas, zapatos de tacón, botas altas, zuecos, sandalias, chanclas, etc. Nuestro calzado se puede clasificar en infinidad de categorías, y existe un par de zapatos adecuado para cada momento y ocasión. Desde un par cómodo para ir a dar un paseo, hasta algo más elegante y refinado para una ocasión mas señalada. En cualquier caso, es muy importante organizarlos para que siempre estén disponibles para su uso y disfrute.

Aunque los vestidores suelen incorporar módulos especiales para tal servicio, es posible que no tengamos suficientes metros cuadrados en nuestro armario para dedicar un espacio al uso exclusivo de zapatero. Por ello los armarios zapateros son una excelente solución para resolver nuestra demanda de almacenaje.

Se pueden colocar en diferentes lugares:

  • En el recibidor, donde representan un aliado excelente a la hora de llegar a casa y descalzarse.

  • En el dormitorio, para elegir los zapatos en función de la ropa.

  • En el pasillo, utilizando un zapatero decorativo y funcional alegrando la estancia.

En la gran parte de los grandes almacenes de muebles y tiendas especializadas existen ejemplos que sirven a este efecto. Según expertos en la materia del calzado, un zapato debe dejarse descansar cada 24 horas, deben guardarse en un lugar cerrado, a ser posible siempre limpios y con hormas.

Tipos de zapateros:

  • Piezas con forma de chiffonier y apertura abatible que simplifican el acceso a nuestros pares.

  • De madera, los colores de los acabados lacados son infinitos.

  • Colgadores con compartimentos perfectos para meter en el armario o bancadas muy útiles para colocar en la entrada de nuestro hogar.

Trucos para cuidar de nuestro calzado en el zapatero:

  • Nunca debemos mezclar los zapatos de ellos con los nuestros.

  • No mezclar zapatos de verano con los de invierno, ni las botas con los playeros.

  • Nunca conservar unos zapatos viejos, ya que no favorecerán el buen descanso de nuestros pies.

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

PASSWORD RESET

LOG IN