Share Button

Cualquier habitación de la casa puede convertirse en algo especial, ser acogedora y estar a la última en las tendencias de decoración.  Si eres de las afortunadas que cuentan con un cuarto para la colada y plancha no lo decores como algo sin importancia, porque puede tener igual glamour y estilo que cualquier lugar de la casa.

Algunos consejos que podéis seguir para decorar este espacio son:

  • Lo primero que debemos reformar para re-decorar nuestro cuarto de planchado son las paredes, si nuestra línea de lavadora y secadora es de color blanco podemos mantener la blancura del cuarto de lavado con una pared blanca, lo cual además inspirará a limpieza y orden. Si lo que quieres es dar un contraste entre tus electrodomésticos y las paredes lo que puedes hacer es aplicar colores primarios en tonos claros para que la habitación permanezca alumbrada.
  • Acondiciona el tendedero debidamente con un frente que integre la lavadora, un fregadero y un mueble para los productos de lavado.
  • Si cuentas con ventilación, podrás instalar unas cuerdas en la pared para tender la ropa en los días de lluvia.
  • Ten siempre a mano la tabla y la plancha con un soporte en la pared.
  • Busca soluciones decorativas que completen el cuarto de la plancha y que te faciliten la tarea.
  •  Hazte con un organizador para  la ropa limpia recién planchada, así como el agua perfumada, el apresto y otros productos necesarios para la plancha.
  • Con sistemas de almacenaje modulares,  cualquier espacio desaprovechado de reducidas dimensiones se convierte en un rincón en el que organizar la ropa pendiente de plancha o de algún remiendo y los accesorios de la tarea.
  • Aprovecha un retranqueo cerca de la lavadora y saca partido a la capacidad de almacenaje en vertical. 
  • Improvisa una coqueta área con una estantería que delimite la zona reservada al cuidado de la ropa.
  • No debe faltar una barra para colgar la ropa recién planchada o algunas baldas y varios cajones de rejilla.
  •  Para que el mobiliario resulte más atractivo, enmárcalo con papel pintado o pintura plástica de color. Los tonos neutros y la gama de los azules y verdes transmiten sensación de frescor y limpieza.
  • Elige materiales resistentes a la humedad. 
  • Un hueco inutilizado puede convertirse en un rincón donde organizar los cestos de la colada. 
  • Dedica un tiempo a planificar mejor el espacio con los complementos más adecuados.
  • Algo que no queda especialmente bien a nivel decorativo,  son las bolsas de detergente apiñadas cerca a la lavadora. Una solución es vaciar el polvo en frascos los cuales se guardaran en un gabinete especialmente colocado para los artículos de lavado, de esta forma mantendremos el orden visual.