Revista digital para profesionales de arquitectura de interiores, diseño y arte.

¡Espejo Espejito Mágico!

SHARE
, / 3341 1
Share Button

Los espejos son un complemento decorativo que están presentes en todos los hogares, pero a veces solo se les uitliza  como un objeto funcional pero en realidad puede dar a nuestra casa otras sensaciones que no creíamos posibles, como apliar la sensación de espacios, crear sensación de armonía, simplemente decorativo como un cuadro o incluso focalizar la atención en un punto concreto de la habitación. Son elementos únicos para conseguir estas funciones.

Se trata de un complemento atemporal que nunca pasa de moda y que además tiene una gran variedad de estilos, les puedes encontrar desde los más clásicos hasta los más modernos y de estilo retro. Hay un espejo para cada rincón de la casa, de mil tamaños diferentes y del estilo que más te guste.

Es muy fácil y sencillo decorar con espejos, pero para conseguir los objetivos que deseas tienes que tener en cuenta muchos aspectos, debido a que puede que consigas el efecto contrario al que deseas o que mejorando un aspecto empeores otro. Por eso te ofrezco algunos simples consejos que te serán de gran utilidad:

ESPEJOS BÁSICOS:

  • Espejos grandes: en cualquier hogar tiene que haber un espejo con estas características, es decir, un espejo que llegue de pies a cabeza. Son fundamentales para su principal función, pero además puedes añadirles un bonito marco a corde al resto de la decoración y quedará como un elemento decorativo más. Es muy importante saber cual es el sitio correcto para cada tipo de espejo, en este caso es apropiado que se encuentre en lugar principal de la casa donde haya mucho cruce de personas o también en los dormitorios.
  •  Espejos pequeños: este tipo de espejos sí tienen una función más decorativa que funcional, debido a que es dificil mirarse en un espejo de estas dimensiones. Permiten crear formas dependiendo de la forma en que estén dispuestos, como mosaicos esto ayuda a dar perspectiva a la zona donde los ubicas. Complementar a un espejo grande, disponiéndolos a un lado del espejo de mayor tamaño, como si se tratase de pequeños cuadritos, siempre que lleven un marco bonito. Otra función es ponerlo al fondo de una vitrina para dar más sensación de profunidad.

DISPOSICIÓN DE LOS ESPEJOS:

  • En un lugar privilegiado: en una repisa de de un mueble, como por ejemplo una chimenea. Esto da mayor protagonismo al resto de elementos que se encuentran en el mueble.
  • Un lugar sin ventanas: al colocar el espejo encima de una cómoda o recibidor aporta una sensación ordenada y además propaga la luz que le procedente de otras estancias.
  • Espejos con marcos metalizados: un espejo con un gran marco en color metalizado como plata u oro con además una forma y diseño llamativo. Si se coloca en una pared a penas decorada, focaliza toda la atención.
  • En una pared: Una función muy importante de estos espejos es dar profundidad a una estancia, a veces hay cuartos que son muy pequeños, esto tiene solución y es poner un espejo grande y sin marco en una de las paredes, toda la estancia se reflejará en el espejo y la sensación de amplitud será el doble.

Como último consejo de lo que NO se debe hacer, es poner un espejo en frente de una pared sin ningún elemento decorativo, ya que la sensación que conseguirás es de vacío y frialdad.

 

 

 

One Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

PASSWORD RESET

LOG IN