Revista digital para profesionales de arquitectura de interiores, diseño y arte.

El experto opina: Victoria Royo

SHARE
, / 983 0
Share Button


Victoria
 Royo, Interiorista

 “Claves para hacer obras en casa”

Si  desde hace tiempo estabas dándole vuelta a hacer algún tipo de reforma en casa, este es el momento, ya que hasta el 31 de Diciembre de 2012 podemos aplicarnos una deducción del 20% en la reforma de viviendas. Dichas obras deberán estar destinadas a mejorar la eficiencia energética y el uso del agua, la accesibilidad a la vivienda y la instalación de infraestructuras de acceso a internet o a la TDT (televisión digital terrestre).

Desde incorporar una terraza al salón, cambiar un baño o cocina, hasta realizar una reforma integral del hogar, desde Deco Cantabria te damos las claves ejecutar esos cambios que tenías en la cabeza de una correcta, rápida y económica.

1. Asesórate.

Prácticamente en cualquier tipo de reforma, la inclusión en el proyecto de un arquitecto o interiorista te ahorrará dinero en forma de control de plazos y dirección de obra, garantizando por ejemplo la ausencia de tiempos muertos entre la actuación de los diferentes gremios y la perfecta correlación entre proyecto y ejecución. Asimismo, el profesional te dirá si la obra es técnicamente ejecutable (ofreciéndote alternativas si no es posible), presentándote además los materiales más actuales y las ultimas tendencias.

 2. Comprueba el estado de las instalaciones.

Antes de iniciar una reforma, cerciórate de que las instalaciones están en buen estado y, si no es así, adáptalas. Recuerda que si todavía tienes cañerías de plomo o hierro, renovar es obligatorio. Aunque pueda parecer una contradicción, es preferible gastar lo que sea necesario en esta parte de la obra, que probablemente no volveremos a tocar, que encontrarnos dentro de 10 años con que, por ejemplo, tenemos que volver a levantar el suelo porque la calefacción tiene fugas

3. Planifica.

Olvidar la colocación del zócalo o un enchufe mal ubicado pueden convertirse en una auténtica molestia: recuerda los pequeños cambios y planifícalos con el mismo cuidado que los grandes. A menudo, la colocación de lámparas y luces se deja para el final. Sin embargo, es mejor que lo planifiques de antemano: nada más molesto que abrir regatas en paredes

recién pintadas. La programación es clave para no hacer cambios y que el presupuesto no suba.

4. Compara diferentes presupuestos

Antes de decidirte por un proyecto, pide varios presupuestos a diferentes profesionales y compara el precio final. Así podrás estar seguro de que la opción que elijas es la que más se ajusta a la realidad y a tus necesidades. En el presupuesto compara siempre las calidades y pide además plazo de ejecución.

5.Pide los permisos en tu ayuntamiento

Si la reforma es importante tendrás que pedir permiso a la Comunidad. Y necesitarás su apoyo unánime cuando las obras afecten a la estructura del inmueble (muros de carga), a la fachada o a los elementos comunes; así como cuando se produce una segregación de la vivienda buscando efectos jurídicos.

Hay reformas que precisan de una licencia de obra mayor, en cuyo caso hay que presentar en el Ayuntamiento un proyecto firmado por un profesional. Nos referimos a obras que afecten a la estructura del inmueble (muros de carga), a la fachada o a los elementos comunes; así como las que amplíen el

volumen del inmueble o impliquen un cambio de uso (un piso que se transforma en un local, por ejemplo).

El resto de las reformas se consideran de obra menor. Algunas pueden precisar de una licencia de obra menor o, simplemente, de un acto comunicado.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

PASSWORD RESET

LOG IN